Gracias Dios por permitirnos concluir con éxito nuestro Campamento Prejuvenil. Niños de 10 a 14 años se dieron la oportunidad de alabar su santo nombre y aprender de su palabra.
Tiempo de transformación y cambio para la vida de nuestros niños, pero sobre todo de experiencias de las cuales jamás olvidarán!!! Reconocer que solo en CRISTO hay salvación.
Tiempo de mucha diversión, nuevos amigos, reconocer talentos que Dios les ha dado, afrontar los retos de la vida tomados de la mano de Dios.
Gracias a los líderes que con amor y responsabilidad se entregaron al trabajo fuerte que requiere la organización y la ejecución de este tipo de eventos.
Gracias a los hermanos y hermanas por sus oraciones y sus ofrendas para que este proyecto fuese una realidad.
Gracias a los padres de familia por permitirles a sus hijos vivir está experiencia que marca y cambia su vida para siempre!!!
Mi Dios a ti sea la gloria y la honra!!!
Tú me enseñas el camino de la vida; con tu presencia me llenas de alegría; ¡Estando a tu lado seré siempre dichoso! Salmos 16:11